¿Quitar el ardor con deporte? Alivia tus síntomas con yoga

¿Quitar el ardor con deporte? Alivia tus síntomas con yoga
  1. ¿Cómo beneficia el deporte a la hora de combatir el ardor?
  2. Yoga: calma tu mente y alivia la acidez
  3. 3 posturas que mejoran el aparato digestivo

Los síntomas ocasionados por la acidez gástrica pueden llegar a ser de lo más molestos. Una manera de poder evitar el ardor es practicar yoga, una actividad que logrará relajarnos y que mantendrá el ardor gástrico a raya. ¿Quieres saber más? ¡Descúbrelo en este artículo!

¿Cómo beneficia el deporte a la hora de combatir el ardor?

Sufrir de acidez gástrica es muy incómodo. La sensación de quemazón cuando aparece el ardor nos puede incordiar todo el día. 

Al igual que son varias las causas por las que esto ocurre, también los métodos que existen para poder evitarlo.

El deporte es una de las alternativas para reducir la sensación de ardor pero, debemos tener cuidado a la hora de escoger qué tipo de deporte o ejercicio realizaremos, ¡ya que no todos están indicados para combatir la sintomatología del ardor gástrico!

Caminar, nadar, ir en bicicleta o practicar yoga son las mejores elecciones para aliviar los síntomas de la acidez.

Yoga: calma tu mente y alivia la acidez

El yoga es una opción perfecta para mantener nuestro cuerpo activo, y sobre todo, ¡para aliviar los síntomas de la acidez gástrica! ¿Lo sabías?

El estrés es uno de los motivos que propician la producción de ácido y que causa el ardor gástrico, ¡casi en un 50% de las personas!

La práctica semanal de yoga puede significar una disminución de la frecuencia cardíaca, de la presión arterial y de la frecuencia respiratoria; cambios fisiológicos que indican una disminución de estrés, y por lo tanto, menos probabilidad de sufrir acidez después de las comidas.

3 posturas de yoga que mejoran el aparato digestivo

Si estás pensando en empezar a practicar yoga para paliar los síntomas de la acidez gástrica, ¡esto es para ti! Descubre tres posturas clave que ayudarán a tu aparato digestivo a realizar sus funciones como la digestión o tener un tránsito intestinal normal. 

Bitilasana, pose de vaca

Una postura sencilla que activará los órganos del sistema digestivo, además de ser beneficiosa para estirar los músculos de la espalda, el cuello y la cadera. Esta asana, se debe acompañar de una inhalación y exhalación para conseguir un estado de relajación y paz mental. 

  • Clava las rodillas y las palmas de las manos sobre la esterilla, imitando a una mesa. 
  • Mantén los pies estirados y alineados con el extremo de las caderas. 
  • Las manos, a la altura de los hombros y la cabeza hacia el suelo, alineada con la espalda.
  • Arquea el torso para relajar el abdomen. Inhala y empuja las caderas hacia atrás, extendiendo el pecho lo máximo posible, mientras nuestra cabeza se mantiene hacia el frente exhalando el aire.

Marjariasana, postura del gato

Combina esta asana con la anterior ¡y mantén la calma! A diferencia de la postura de la vaca, esta tiene el objetivo de retraer la columna.

  • Con el torso cóncavo en la posición del Bitilasana, al espirar el aire, busca que tu cuerpo adopte una posición completamente opuesta. 
  • Al expulsar el aire, arquea la columna. Mantén las palmas de las manos y las rodillas en el mismo lugar. 
  • Al encoger la columna, busca que tu barbilla toque el pecho. 
  • Una vez conseguida la postura, ¡vuelve a la posición inicial del Bitilasana!

Vajrasana, postura del rayo

También conocida como pose del diamante, el Vajrasana es una postura muy sencilla que ayudará a aliviar la sensación de hinchazón, a calmar las molestias digestivas y a relajarnos.

  • Arrodíllate y siéntate encima de tus talones. 
  • Mantén la espalda completamente recta, ¡con la mirada hacia el frente!
  • Realiza una respiración profunda y relajada.
  • Mantén el torso erguido en todo momento.

Almax

1 comentario

  1. Es primordial el ejercicio para cualquier enfermedad me encanto en la forma que lo explican, con una gran facilidad, saludos.

    Responder

Escribe tu comentario