La acidez
gástrica

Después de comer, nuestro estómago produce ácido de forma natural para digerir los alimentos.
Sin embargo, a veces el nivel de ácido en el estómago puede ser excesivo, causando una sensación de ardor que se conoce como acidez gástrica.

Noto una sensación de ardor en el estómago...

¿es acidez?

El ácido se produce en el estómago para digerir los alimentos. Cuando el ácido sale del estómago dirección hacia la boca provoca una sensación de ardor que se conoce como acidez gástrica.

De forma característica, la acidez gástrica...

  • Consiste en una sensación de quemazón justo por debajo o por detrás del esternón.
  • Puede ir acompañada de un sabor ácido o agrio en la boca.
  • Se agrava al inclinarse hacia delante, al estirarse o al acostarse, y empeora después de las comidas.
  • Se alivia con la toma de antiácidos y con la postura erecta.

¿por qué aparece?

La sensación de ardor o quemazón no siempre aparece por un mismo motivo. La acidez indica la presencia de ácido del estómago en otras partes del sistema digestivo, y esto puede ocurrir en:

  • Personas sanas, de manera ocasional. Es más habitual cuando hay sobrepeso y en mujeres embarazadas. Esta sensación puede aparecer tras una comida abundante o al acostarse.
  • Personas sanas tras un tratamiento prolongado con determinados fármacos.
  • Personas con alteraciones en la retención del contenido del estómago o alteraciones en el proceso de la digestión de los alimentos.
  • Personas afectadas por enfermedades como la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), la gastritis o la úlcera gastroduodenal, entre otras.

¿qué debo hacer?

La sensación de ardor es una señal de que el contenido ácido del estómago alcanza las paredes del esófago dirección a la boca (reflujo gastroesofágico). Las medidas a aplicar están dirigidas a evitar la salida del contenido del estómago y/o reducir la producción de ácido.

Cómo conseguirlo:

  • Si se trata de un síntoma aislado, se puede prevenir o aliviar con algunos cambios en los hábitos de alimentación y de estilo de vida.
  • Si no es suficiente, se puede complementar con la toma de medicamentos. Algunos pueden adquirirse, por consejo del farmacéutico, sin receta médica y para otros es necesaria la receta médica.
  • Si el síntoma se hace crónico, podrían aparecer situaciones más graves, como la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), la gastritis o la úlcera gástrica.

¿por qué mis remedios no sirven?

Con frecuencia basta con introducir unos cambios adecuados en la dieta y en el estilo de vida para que la acidez mejore. Sin embargo, entre estas medidas, existen algunas usadas tradicionalmente que se ha demostrado que no funcionan, como:

  • Tomar leche produce un alivio transitorio por ser un alimento que contrarresta la acidez del estómago. Sin embargo, actualmente se desaconseja ya que, tras el alivio inicial, estimula una mayor producción de ácido en el estómago debido a su contenido en calcio, caseína y grasa.
  • Dormir con varias almohadas. No se aconseja porque hace que el cuerpo se doble por la cintura, lo que ejerce más presión sobre el estómago, facilitando la regurgitación. Actualmente se aconseja colocar 2 bloques de 15 cm bajo las patas de la cabecera de la cama, lo que evita el contacto del ácido con la boca del estómago, pero sin presionarlo.

¿qué puedo hacer yo?

Para evitar la sensación de acidez es recomendable tomar medidas específicas relacionadas con los hábitos de alimentación y de estilo de vida:

  • Mantenerse en un peso saludable, ya que el sobrepeso aplica presión sobre el estómago, forzando la salida de los alimentos hacia la boca.
  • Dejar de fumar, ya que el tabaco debilita el esfínter que cierra la entrada al estómago.
  • No usar ropa ajustada ni cinturones, para no presionar el estómago.
  • Revisar con su médico o farmacéutico la medicación que está tomando, para comprobar si algún fármaco es el responsable de su acidez.
  • Realizar ejercicio físico de forma regular.
  • Controlar el estrés, en la medida de lo posible.

¿debo ir al médico?

La mayoría de las veces la acidez gástrica carece de significado patológico grave y suele recurrirse a la automedicación o al consejo del farmacéutico. Sin embargo, hay situaciones que pueden sugerir la existencia de una enfermedad como base, y que hacen necesaria la consulta al médico:

  • Si no se siente alivio después de tomar medicamentos de venta sin receta durante 14 días o poner en práctica las sugerencias en cuanto a estilo de vida.
  • Si la frecuencia e intensidad de los síntomas aumenta.
  • Si aparecen otros signos y síntomas como: dificultad o dolor al tragar, sangre en vómitos o heces, ronquera matutina, tos nocturna, anemia o pérdida de peso o de apetito sin causa aparente.

... Después de comer, ¿qué puedo hacer?

La sensación de ardor empeora después de comer. Seguir unos sencillos consejos como medida complementaria a la medicación puede ayudar a evitar su aparición o a aliviar los síntomas:

  • Evitar ciertos alimentos y bebidas que pueden provocar acidez: alimentos grasos (mantequilla, queso, embutidos, salsas y pasteles), comidas fritas o muy condimentadas con especias, chocolate, tomate, cítricos (limones, naranjas y pomelos), alcohol, café, té y las bebidas gaseosas o con cafeína, menta o cola.
  • Evitar las comidas copiosas y procurar comer menos cantidad y con más frecuencia.
  • Evitar ingerir los alimentos demasiado fríos o demasiado calientes, ya que irritan la pared del estómago.
  • Masticar adecuadamente la comida.
  • No realizar ejercicio físico intenso después de comer.

... Y empeora por la noche, ¿qué puedo hacer?

La sensación de acidez gástrica puede empeorar al acostarse, especialmente después de comer. Sin embargo, es posible prevenir la acidez o complementar el efecto de la medicación para aliviar los síntomas con unos sencillos consejos:

  • No acostarse 2 o 3 horas después de comer.
  • Colocar 2 bloques de 15 cm bajo las patas de la cabecera de la cama; esto puede ayudar a que el ácido permanezca en el estómago. El simple hecho de usar más almohadas no ayuda porque hace que su cuerpo se doble por la cintura y esto ejerce más presión sobre el estómago.
  • Evitar ingerir los alimentos demasiado fríos o demasiado calientes, ya que irritan la pared del estómago.
  • Masticar adecuadamente la comida.
  • Recostarse sobre el costado izquierdo, ya que facilita el vaciado gástrico.

... Y tomo protector gástrico, ¿qué debo saber?

Los protectores gástricos más comunes son los antisecretores del tipo IBP (Inhibidores de la Bomba de Protones). Éstos son fármacos que:

  • Actúan inhibiendo la formación del ácido en el estómago.
  • Son los antisecretores más potentes.
  • Después de la toma, se pueden tardar 4 horas o más en sentir alivio completo y 3 días en tener un efecto estable del tratamiento.
  • Se suele tomar una sola vez al día, preferentemente por la mañana y 30 minutos antes de las comidas.
  • Los principales fármacos de este grupo son el omeprazol, pantoprazol, lansoprazol, esomeprazol y rabeprazol.

... Y estoy embarazada, ¿qué debo saber?

La mayoría de las mujeres embarazadas sufren acidez a causa de los cambios hormonales, que producen la relajación del músculo de la entrada del estómago. Suele aparecer durante el primer trimestre y empeorar a lo largo del embarazo por el aumento del volumen abdominal, que oprime el estómago.

Aspectos específicos a tener en cuenta:

  • La aplicación de las recomendaciones en las comidas, al acostarse y en el estilo de vida, en muchos casos es suficiente para aliviar el síntoma.
  • El uso incorrecto de determinados medicamentos puede tener efectos nocivos tanto para la madre como para el futuro bebé.
  • En caso de ser necesaria la terapia farmacológica, su uso se recomienda que empiece después del primer trimestre.
  • Los antiácidos que contienen hidróxido de aluminio e hidróxido de magnesio, carbonato cálcico, o ácido algínico son seguros para su uso durante el embarazo, a las dosis recomendadas aunque no es recomendable abusar de ellos.
  • Los anti-H2 y los IBP, se tomarán solo bajo consejo o prescripción médica y siempre y cuando las otras posibilidades no haya sido efectivas.

El eBook de la Acidez

Descarga los “Consejos Prácticos contra la Acidez”: qué es, qué hacer y qué no.

Test de la Acidez

Consigue tus consejos personalizados para prevenir y aliviar la acidez.