Viaja con tu paladar desde casa evitando la acidez

Viaja con tu paladar desde casa evitando la acidez

¿Llevas años estancado en la misma rutina culinaria? Escapa de ella con una combinación perfecta entre variedad, salud y exquisitez. Tres dietas muy diferentes, pero muy fáciles de preparar, que te sorprenderán por su procedencia, riqueza y, sobre todo, porque son libres de acidez.

  • Dieta mediterránea:

La dieta mediterránea es una fuente inagotable de beneficios, y se considera una de las más sanas y equilibradas del planeta. Se caracteriza por el consumo de frutas frescas, vegetales, pescados, carnes no grasas, frutos secos y legumbres, siendo una de las claves el aceite de oliva.

Una opción muy mediterránea puede ser una crema de verduras, pues es un plato rápido, cómodo de hacer y de fácil digestión, por lo que te ayudará a asimilar los alimentos y, por consiguiente, a no tener acidez. Las verduras más apropiadas para elaborar una crema serían el calabacín, la calabaza y la zanahoria.

Además, puedes complementar la crema con un pescado al horno, que también es de fácil digestión y ofrece gran variedad de alternativas para elaborarlo. El bacalao, la merluza o el rape son pescados recomendables por su gran cantidad de nutrientes y por su bajo contenido en grasa.

  • Dieta vietnamita:

La dieta vietnamita no es muy conocida mundialmente, pero es de las más ricas, por el uso de verduras frescas, arroz y, sobre todo, especies y hierbas aromáticas.

Uno de sus platos más famosos y con el que puedes mantener tu estómago en calma es la ‘sopa Pho’, preparada a base de pescado, jengibre, tallarines y, opcionalmente, carne. No obstante, también puedes optar por el ‘Bo Bia’ o los rollitos de primavera vietnamitas, hechos con papel de arroz y rellenos de verduras, como, por ejemplo, lechuga, pimientos o zanahoria, esta última perfecta para aliviar la acidez por su alto contenido en vitaminas y minerales, como el magnesio, el calcio, el hierro y el fósforo. Un plato ligero, sano y perfecto para después de un largo día. Eso sí, te recomendamos no combinarlo con salsas picantes, por el bien de tu estómago. 😉

  • Dieta hawaiana:

Por último, te presentamos la dieta hawaiana. Resultado de una fusión de culturas e influencias, está compuesta por ingredientes vegetales y animales de todas partes del mundo, lo que la convierten en una gastronomía rica y variada. Dos platos muy típicos y fáciles de hacer son los que te comentamos a continuación.

El ‘Poke Bowl’, un plato que cada vez tiene más seguidores en nuestro país, por lo rico, sano y fácil que es de preparar, se trata de unos boles con atún o salmón crudo troceado sobre una base de arroz o quinoa, junto a ingredientes frescos como el aguacate, la zanahoria, el pepino o aquellos alimentos saludables que quieras añadirle.

Además, como es muy saciante, te recomendamos presentarlo como plato único, junto a unas brochetas de frutas, muy típicas de Hawái, donde la piña puede ser la protagonista, por sus altos beneficios para evitar la acidez, pero también puedes añadirle caqui, papaya, pera o uvas. Descubre aquí las mejores frutas para prevenir la acidez y hacer unas brochetas de diez.

Y tú, ¿te apuntas a este viaje? 🙂

Dra. Iolanda Miró i Vinaixa

Dra. Iolanda Miró i Vinaixa

Saber más sobre el autor

1 comentario

  1. que rico 😉

    Responder

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes consultar aquí nuestras Condiciones de Uso y Política de Privacidad